Invernal 2014

img_8238-300x225Tras el fin de semana pasado en el que comencé a sentir frío y humedad en mi salida motear, creo que ha llegado la hora de comenzar en la invernal anual. Los últimos años he disfrutado del ambiente pingüinero de Valladolid, pero ya me apetecía cambiar de sitio y de estilo; porque, en realidad, me parece muy “comercial” y considero que poco a poco ha ido perdiendo el espíritu original. Así que la suspensión de la edición 2015 no me ha generado ningún trastorno, en realidad.

En la búsqueda de un nuevo lugar de peregrinación motera, estaba barajando una opción familiar y no lejana (La Estrella de Javalambre), un clásico duro y exigente (Jabalistreffen) y la mítica y más antigua invernal española -que ya va por su XL edición- (Arguís). Finalmente, me he decidido por esta última. ¿Por qué ? Porque sí, porque en realidad las tres son opciones cojonudas para disfrutar in extremis de la moto y del invierno. Otra cosa será ver a quién encuentro como compañero de ruta.

Me ha gustado cómo comienzan los del Motoclub Monrepós la descripción de la concentración que organizan:

La Reunión Invernal de Arguis se enmarca dentro de un género casi desaparecido, donde los protagonistas son el frío, las estrellas, el fuego y los compañeros. Reunión donde todo se comparte, con un ambiente muy especial, exponente de un espíritu y modo de entender el motociclismo que no ha variado en sus más de 40 años de existencia. El formato de la reunión le ha conferido un gran prestigio que ha traspasado fronteras.

Anuncios